Los 5 mejores volcanes para subir en Nicaragua

En 2015, decidí embarcarme en una de las aventuras más épicas de mi vida. Me fui a Nicaragua a trabajar como guía de excursiones a volcanes. ¿Un año entero escalando volcanes? La respuesta corta, sí.

La respuesta larga es que me involucré con una ONG llamada Quetzaltrekkers León, que a través de las excursiones que ofrece a los volcanes recauda fondos para ayudar a proyectos locales que trabajan con niños y adolescentes en riesgo. Así que me fui a Nicaragua a formar parte de esta organización, con la que conquisté volcanes y me dio la oportunidad de enamorarme de este país.

En este post confieso mis 5 volcanes favoritos para escalar en Nicaragua, hay muchos más, pero en mi experiencia estos son los volcanes imprescindibles que deberías apuntar en tu lista.

Te aviso que hacer caminatas por los volcanes de Nicaragua es una experiencia increíble, sudarás muchísimo incluso cuando estés sentado sin hacer nada, y disfrutarás de vistas muy guays.

5. MOMOTOMBO

Dificultad: Alta

Momotombo es posiblemente el volcán más difícil que he subido, acabarás queriendo y odiando este volcán a partes iguales. Tiene una altura de 1297 metros, a simple vista no es un volcán muy alto, y la caminata se puede hacer en un día, pero Momotombo te hará luchar contra la gravedad como ningún otro.

La primera parte de la caminata, tras atravesar la planta geotérmica, es bajo la sombra y se puede hacer sin mucho esfuerzo.

Después de una hora, los árboles desaparecen y verás una increíble vista del lago Managua y Momotombito, un hermano pequeño del volcán que está situado en medio del lago. Desde aquí, verás la cima del volcán que parece estar cerca, pero es todo una ilusión, llegar no será tan fácil. A partir de aquí, prepárate para la parte difícil.

El camino se convierte en una pared de arena y roca volcánica, la única manera de avanzar es a cuatro patas, gateando y hundiendo tus manos en la pared de roca.

En la subida te preguntarás varias veces: ¿qué estoy haciendo aquí? ¿Quién me ha convencido para subir este volcán? Y ¿Por qué llevo una hora aquí y solo he avanzado 3 metros?

Lo que hace que Momotombo se especial, es precisamente que parece imposible de conquistar. Pero una vez llegas a la cima tienes esa sensación de que después de esto, podrás hacer cualquier cosa.

Una vez arriba, la visita a la cima es corta ya que la humareda de sus cráteres hace imposible quedarte mucho tiempo. Momotombo es un volcán muy activo. Las mejores vistas son durante la subida, arriba hay demasiados gases como para gozar.

Otra de las partes más amenas de este volcán, es que bajar es muy divertido, ¿te acuerdas de la pared que tienes que escalar para subir? Para bajar es mucho más fácil, casi se puede surfear, aunque acabas de arena volcánica hasta las orejas.

4. CERRO NEGRO

Dificultad: Fácil

Cerro Negro es posiblemente el volcán más famoso de Nicaragua y si planeas visitar este país, una de las primeras cosas que las que habrás oído hablar es que puedes surfear este volcán.

En 2014, la CNN incluyó el Volcano Boarding en Nicaragua en su lista: 50 de las cosas más emocionantes y atrevidas que puedes hacer durante tus vacaciones.

Cerro Negro es el volcán más joven de Nicaragua y uno de los más activos. De hecho, desde la cima se pueden ver varios de sus cráteres y si cavas un hoyo allí arriba, hundes un huevo y vuelves al rato, podrás comerte un huevo duro.

La caminata al Cerro Negro (728 metros) es fácil, menos de una hora y lo mejor es que bajas surfeando en menos de 4 minutos.

La única parte difícil de la excursión es cargar con la tabla hasta arriba, es bastante incómoda de llevar y en las partes donde hay mucho viento tienes que luchar un poco en mantener el equilibrio. Además, en esta parte de Nicaragua hace mucho calor todo el año, ¡aquí vas a sudar quieras o no!

Como el volcán está activo, los árboles y las plantas no crecen, dejando solo un camino de rocas negras volcánicas, de aquí su nombre Cerro Negro. El contraste entre el volcán negro y las montañas verdes de alrededor es una pasada de vista.

Si no quieres bajar del volcán en tabla, también tienes la opción de correr por su ladera, una de mis formas favoritas de bajar este volcán. Eso sí, acabas con piedrecitas volcánicas hasta en la ropa interior.

Si lo que quieres es bajar lo más rápido posible, el truco es inclinarte hacia atrás en la tabla, sujetar la cuerda con fuerza y levantar un poco los pies, una vez controles el equilibrio, se puede alcanzar bastante velocidad.

Surfear este volcán es una experiencia única que debes incluir en tu viaje a Nicaragua.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ESTE POST:
GUÍA PARA SUBIR AL VOLCÁN ACATENANGO EN GUATEMALA

3. COSIGÜINA

Dificultad: Media

En el pasado Cosigüina fue el volcán más alto de América Central hasta su erupción en 1835. Las cenizas de esta erupción llegaron hasta México y Jamaica y la explosión se escuchó hasta en Costa Rica.

La excursión se empieza en Potosí, una ciudad pequeñita y uno de los sitios más calientes de Nicaragua.

La excursión a Consiguina se hace cruzando bosque y granjas, y en 4 horas se puede llegar a su cráter que tiene un diámetro de más de 2 km y un impresionante lago azul en su fondo. ¡Y no, no se puede nadar en él!

Desde el borde de su cráter hay una vista mágica. Desde allí también se puede ver tres países a la vez: Nicaragua, Honduras y El Salvador, incluyendo el Golfo de Fonseca y el Océano Pacífico. ¡Estarás en la cima del mundo!

2. MADERAS

Difficulty: Media

La isla de Ometepe es el hogar de dos magníficos volcanes, mi favorito es el Volcán Maderas (1394 metros).

El clima en Maderas es completamente diferente a los otros volcanes que incluyo en este post. La niebla lo cubre todo, escucharás muchos monos pero no verás ninguno, la humedad es intensa y tus botas se llenarán de barro quieras o no.

Desde la cima no se ve casi nada por la niebla, pero la excursión es muy chula y vale la pena.

La caminata se va volviendo un poco más difícil con respecto vas subiendo, ya que el camino es cada vez más fangoso y resbaladizo, cuanto más caminas, peor se pone. En algunos trozos tuve que utilizar mis manos para seguir. ¡En resumen, tus botas y la mitad de tu cuerpo estarán llenas de barro cuando acabes la excursión!

Una vez que llegues a la cima, puedes continuar y bajar a su laguna como si fueras un mono, saltando ramas y colgándote de las enredaderas. La laguna está rodeada de árboles y cubierta por una niebla espesa. Yo aquí me sentí en una película de fantasía y estoy convencida de que había hadas escondidas.

Descender el volcán lleva su tiempo, descender por un camino súper resbaladizo no es fácil. Si tienes suerte con las nubes, disfrutarás de un par de miradores donde podrás tener una buena vista del Volcán Concepción y el Lago de Nicaragua.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ESTE POST:
GUÍA DEFINITIVA PARA SUBIR AL VOLCÁN TELICA

1. TELICA

Dificultad: Media

Telica fue el primer volcán que subí en Nicaragua, y el volcán que más veces hice (unas 40 veces), ¡fue amor a primera vista!

La caminata de dos días empieza en la comunidad de San Jacinto, a partir la primera parte es tranquila y fácil, atravesando campos de maíz y frijoles.

La última hora de la caminata, si se vuelve más empinada, pero después de un último sufrimiento se llega a un mirador donde verás al volcán Telica de frente. ¡Una vista impresionante!

El volcán tiene poco más de un kilómetro de altura (1.061 metros), con un cráter de 700 metros de diámetro.

Nicaragua sigue siendo un país en desarrollo y sus atractivos turísticos son bastante inexplorados, por eso puedes caminar hasta el borde del cráter y asomarte en él para ver sus 120 metros de profundidad. En otros países, esto sería impensable.

El cráter suelta humo todo el rato, así que la mayoría de las veces no se puede ver el fondo, pero con un poco de paciencia, vendrá un poco de viento y podrás disfrutar de la lava y las formaciones rocosas.

Desafortunadamente, después de las últimas erupciones, es muy difícil ver lava durante la noche. En mi opinión, la caminata y el volcán valen mucho más la pena, la lava es un extra que está bien, pero lo que realmente te embauca es la subida y la primera vez que ves este volcán rojo ante ti.

Puedes caminar por los alrededores del volcán sin problema, y descansar en la parte donde se acampa. La gente que vive en la comunidad de Telica cuida de la zona y la mantiene.

Telica forma parte de la cadena volcánica de Maribiosque recorre toda la costa pacifica de Nicaragua e incluye varios volcanes. Si se presta atención desde alguno de los puntos más altos se pueden distinguir otros volcanes, algunos con fumarolas y otros inactivos, pero todos ellos creando un paisaje asombroso y mágico.

¿Has escalado alguno de estos volcanes? ¿Cuál fue tu favorito? Me encantaría saber tu experiencia, deja un comentario.

 

¿Te ha gustado este post? Guárdalo en Pinterest:

Los mejores volcanes para escalar en Nicaragua | Blog de viajes
The Best Volcano Hikes Nicaragua| Travel and Hike

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.